3er intercambio con el Hermann Wesselink College de Amsterdam

Por 3er año consecutivo el IES Parque Goya y el Hermann Wesselink College organizan un intercambio para alumnos de 3º de la ESO. Este año, debido al gran número de alumnos holandeses que participaban, se decidió abrir la oportunidad de apuntarse a alumnos de nuestro centro que no cursan en cursos bilingües. La iniciativa fue tan bien recibida que tuvimos que realizar un pequeño proceso de selección. Finalmente este curso el contigente de alumnos del intercambio está compuesto de 46 alumnos de cursos bilingües y 10 de no bilingües. 

La semana pasada recibimos ya a los alumnos holandeses y a los profesores acompañantes. Llegaron el sábado y se quedaron con nosotros hasta el viernes a primera hora de la mañana. Durante el fin de semana los alumnos holandeses estuvieron a cargo de sus familias de acogida y el lunes comenzaron las actividades en común entre ambos grupos de alumnos.

El lunes comenzó con una recepción en el salón de actos por parte de la directora del centro, Pilar García, y seguidamente se repasó el programa de actividades de la semana. La primera fue una actividad coordinada con los 2 colegios de primaria del barrio, el Agustina y el Catalina, en la que tomaron parte un total de casi 300 alumnos divididos en equipos mixtos compuestos por al menos 2 alumnos de cada uno de los 4 centros. Se organizaron 4 juegos colaborativos distintos. La mañana terminó con una sesión de música regional para los alumnos holandeses a cargo de Jorge.

El martes los alumnos recorrieron y visitaron el centro histórico y el Palacio de la Aljafería mientras realizaban un juego de búsqueda de pistas para poder realizar las pruebas que se les pidió. Esa tarde los alumnos se lo pasaron en grande saltando y dando volteretas en Pettum Trampolines.

El miércoles contamos con la ayuda de La ciclería para organizar una excursión en bicicleta hasta los galachos de Juslibol para que los alumnos pudieran observar el contraste entre los bosques de ribera y las estepas que rodean nuestra ciudad. Los alumnos holandeses disfrutaron como en casa, algunos de los nuestros llegaron destrozaditos.

El jueves lo dedicamos a visitar el Monasterio de Piedra que nos acogió con todo el esplendor de colores otoñales. La semana se terminó con una cena de despedida organizada por los padres de las familias de acogida que tuvo lugar en el gimnasio del instituto.

El viernes ya sólo quedó despedir, acompañado de las necesarias lágrimas de tristeza, a los compañeros de los últimos días. No pasa nada, porque en breve, en marzo, todos se volverán a ver, esta vez en Amsterdam.

Muchas gracias a Jorge, Olga, Eva, Jesús, Laura, Esther, Pilar y Flora, que han colaborado para que se pudieran realizar las actividades de esta semana de intercambio.